SPES NOSTRA SALVE
".....de Santa Marina, los Toreros y los Piconeros y de Nuestro Padre Jesús de Las Penas... las buenas Cuadrillas de AMIGOS y Hermanos Costaleros...."
Picón, Canela y Clavo....

¡¡¡AL CIELO CON EL DIOS MORENO!, CON EL DE LA DULCE MIRADA!, CON EL QUE TODO LO PUEDE!!!

¡¡AL CIELO CON EL SEÑOR DEL COLOR DE LA CANELA!!

Suma y sigue....


Contador web

miércoles, 24 de febrero de 2010

Ser de Manué

La gente que entra de nuevas a la cuadrilla a menudo pregunta, ¿qué es eso de ser de "Manué"?. Pues bien, a todos ellos les hubiese quedado bastante claro si hubieran vivido los momentos que he pasado yo estos últimos y tristes días. Ser de Manué no es pertenecer a un club selecto de costaleros veteranos de la cuadrilla, ser de Manué no es un apodo que te lo puedes quitar cuando quieras, y a veces, ser de Manué no tiene ni tan siquiera nada que ver con las hermandades.

Ser de Manué para mi, y así me lo habéis demostrado, es estar con tu FAMILIA cuando más lo necesita, tener un momento para llamar, acercarse o simplemente rezar por el otro cuando sabes que está pasando malos momentos. Ser de Manué va más allá de una cuadrilla de costaleros de domingo de ramos, porque la cuadrilla de la gente de Manué no termina su trabajo cuando se arría el Galeón cada Domingo de Ramos en San Andrés. La Chicotá más bonita que nos queda es la que damos el resto del año, arrimando el hombro cuando la calle es mala, alegrandonos cuando una marcha o un giro han salido bien, acordándonos de los demás aunque no estén en tu relevo. Nuestra tarjeta no tiene calles ni puestos, pero si nacimientos, santos, cumpleaños, exámenes, trabajos, novias, esposas, madres..... Familia, y sobre todo cuando la calle es mala, ahí la gente de Manué siempre le pisa la cola al diablo y lo echa fuera del paso.

Gracias de corazón gitano a todos, que sepáis que por mi parte sois mi FAMILIA, y como tal así os comportáis. Este Domingo de Ramos yo levantaré el paso con dos corazones, el mío y el de mi abuelo, que está ya con Manué y su Santa Madre en el cielo y se lo tengo que llevar lo más cerca posible para que lo vea. ¡ Al cielo mi Gente de Manué! Os quiero.

3 comentarios:

Templario dijo...

Esto es lo más grande de Manué!!!
Acordarnos la tarde del Domingo de Ramos de todo un año, con nuestra Gente... esos que no nos fallan y que siempre estan ahí. Recordandonos la Dulce Mirada del Señor, en miradas de esperanza en los momentos de alegía... o en los de pena, con la mirada compasiva de un hermano... Todo un año lleno de recuerdos y en los que El, siempre está a nuestra verita, a través de la gente de Manué.
Está es la chicotá por la que nos debemos sentir más privilegiados, la que damos juntos fuera del Galeón.
Un abrazo y que sepas que siempre voy a estar a tu verita.

Toreri dijo...

!!!AMEN, ARJONA MI ARMA, AMEN...!!!!

alejandro dijo...

Este año, será la primera vez que tenga el privilegio de ir bajo las trabajaderás del Manué,y digo que es un privilegio,porque es un regalo que me ha dado Dios,llevar a su hijo por las calles de Córdoba,rezandolé en cada chicotá, en cada paso, en cada giro y en cada latido de mi corazón. Por eso a la pregunta, ¿qué es eso de "Ser de Manue"?, la respuesta es muy sencilla, ser de Manué es ser hijo de Dios, sintiendo y sufriendo bajo las trabajaderas, intentando comprender lo que hace miles de años padeció Ntro Sr Jesucristo, y por supuesto, es ser Esperanza,la esperanza que necesitan mucho de los que salen al encuentro del Manué cada Domingo de Ramos.