SPES NOSTRA SALVE
".....de Santa Marina, los Toreros y los Piconeros y de Nuestro Padre Jesús de Las Penas... las buenas Cuadrillas de AMIGOS y Hermanos Costaleros...."
Picón, Canela y Clavo....

¡¡¡AL CIELO CON EL DIOS MORENO!, CON EL DE LA DULCE MIRADA!, CON EL QUE TODO LO PUEDE!!!

¡¡AL CIELO CON EL SEÑOR DEL COLOR DE LA CANELA!!

Suma y sigue....


Contador web

lunes, 25 de abril de 2011

6 RELEVOS 6



Se lidiaron 6 Relevos de la ganaderia de Joquin Nuñez del “Kilillo”, bien presentados y con juego desigual en general, para la Cuadrilla de Manué, que actúa como único espada. 2 Orejas, Silencio, Oreja, Oreja, Dos Orejas y Oreja.

Lleno de no hay billetes en la Plaza de San Andrés para presenciar la encerrona en solitario de La cudrilla con los 6 astados de la citada ganaderia cordobesa.




Mucha expectación por ver la capacidad de la cuadrilla, q venia arrastrando una temporada gris y preocupante, dada su trayectoria de gran figura, avalada por sus triunfos rotundos en las grandes ferias de temporadas anteriores.
Muy dispuesta y entregada toda la tarde la cuadrilla solvento con éxito una cita importante para ella, por los ya sabidos petardos de la temporada en curso.
Ya con el primero de la tarde, de nombre “Salida” , Jabonero sucio de 525 Kg, se abrió con el capote sin esperar. Sono la saeta y en la plaza se empezó a escuchar el run-run de las grandes tardes. El respetable, sabio donde los haya, no se equivocó y supo ver la calidad de “Salida” por ambos pitones, reflejado luego en una faena llena de finura y elegancia caracteristica de esta cuadrilla. Faena con ritmo, buen son y temple. Estocada en lo alto "hasta los rubios" y las dos primeras orejas al esportón.
Con el segundo bajo algo la tarde (negro mulato y listón, de 545 Kg.) “Tendillas” ofrecia complicaciones por el piton derecho, bien solventadas por la cuadrilla, pero el tendido no se enchufó; no supo ver una faena plena de técnica y menor estética. Faena “de aficionado” no asimilada por el respetable.. q una plaza con esta solera y categoria deberia saber paladear…. mal asunto. Silencio.
Con “San Zoilo” (560 Kg. castaño, chorreado) volvio el calor. La cuadrilla exprimió al máximo su gran clase y brotó de nuevo una obra bien compuesta, con sus tiempos bien marcados y redonda. Estocada algo caida pero suficiente. Oreja.
El cuarto de la tarde, el de mayor volumen y peso (610 Kg. Negro bragado) del encierro enviado por el ganadero, ya prometia por la mañana en los corrales; muy serio, con cuajo, alto de agujas y enmorrillado... un tío vamos. “Bailío” salió apretando mucho hacia tablas; planteando guerra desde su salida; “de los que piden el carnet”. Con esto la moneda se tiró al aire y la cuadrilla respondió como solo lo hacen las grandes figuras, donde tienen q ser figuras, en las grandes plazas con los grandes toros. Buen ramillete de verónicas de encuentro en el primer tramo de los escalones.
La faena fue larga, pero sin descanso. La Cuadrilla se llevó a “Bailio” a los medios de la cuesta y lo entendió bien. Muy inteligente. Toreo puro con ambas manos, templado, largo. Lo culmina con un estoconazo recibiendo en el tercio de la calle Alfaros. Oreja de ley ganada a fuego.
Con el quinto, “Santa Marina” 530 Kg., Burraco, la tarde acabó de coger altura cuando la cuadrilla lo recibio en el "callejon de Manolete" con el capote a pies juntos y con 5 verónicas de sabor añejo de perfume caro se fue hasta el mismo platillo de la plaza del Conde de Priego. Volvió a sonar la musica en su honor, y fue La Saeta, como fue siempre... y su barrio lo esperaba. Remata con Larga Cordobesa junto al Monumento a Manolete y el tendido alborotado se pone en pie. Brindis al barrio, al Resucitado, D. Carlos da el aldabonazo… algo gordo se presiente…. La faena estalla en los medios; preludio con doblones por bajo. Pronto se cambia de mano y empiezan a brotar naturales de ensueño, largos como la madrugá del Domingo de Ramos. De muñecas rotas; manos bajas. Aroma a barrio puro. Una delicia!. Toreo de empaque, lleno de toreria. Toreo de siempre, con sabor a añoranza. Toreo de kilates, del que solo se ve una tarde en la temporada. Toreo de quejío, de duende, de compás, de compás de fragua gitana. Naturales de los que hieren, de los que con uno tienes para toda una vida. Los izquierdazos salen como puñales. Pasos atras de clamor en el "cuartillo" que derivan en una estocada por derecho en el azulejo y dos orejas de mucho peso.
En el sexto, “Entrada”, 540 Kg. Castaño Albardao, con todo resuelto volió a demostrarse la fuerza de la cuadrilla. Ya en el tercio de San Andrés volvió a surgir la obra mas digna de los que saben y pueden. Faena de pundonor y arte a partes iguales. Doz izquierdos antologicos con el paso encarado en la puerta despiertan la locura en la plaza de San Andrés, ya entregada con la cuadrilla. Incomensurable, se fue detrás de la espada y le arrancó la ultima oreja de la tarde.
Con los tendidos rendidos, incluso se pidió en sobrero, para mayor gloria de un Domingo de Ramos de los que se recuerdan toda la vida, del sabor dulce del triunfo.




Asi se vio el festejo, de una cuadrilla Q HACE 35 AÑOS FUE, ES Y SERA FIGURA DEL TOREO DE SU EPOCA.

No hay comentarios: